Política Energética

Sube una vez más el precio de los combustibles y Macri sigue beneficiando a las petroleras

En los últimos días las principales petroleras aumentaron nuevamente el precio de los combustibles. en esta ocasión, el incremento fue de alrededor de 1,5%. Los precios de las naftas en la Argentina de Mauricio Macri y el FMI están dolarizados y las petroleras tienen la excusa perfecta, ante la devaluación del peso, para aumentar regularmente los combustibles.

 

La empresa Axion se sumó en estas últimas horas a la decisión de las otras petroleras que ya habían aumentado el precio en los surtidores, como YPF (que controla el 60% del mercado de venta de combustibles en el país) y Raizen (Shell) de incrementar el precio de sus combustibles en alrededor de 1,5 por ciento.

“Con este modelo energético sólo vamos a seguir viendo aumentos de combustibles, como sucedió en los últimos días, y también en la electricidad, el gas y el agua, entre otras cosas, y nunca vamos a ver las mejoras del servicio”, señaló José Rigane (CTA Autónoma - FeTERA - Luz y Fuerza Mar del Plata) a Prensa FeTERA. Y agregó que “esto sucede porque la política de Macri y es simplemente garantizar la rentabilidad a los grupos monopólicos de la energía, no tiene en cuenta a la gente”.

En la Ciudad de Buenos Aires el litro de nafta súper trepó a $ 43,13 con una suba de 1,48%; la nafta Premium subió a $ 49,98 (+1,44%), el gasoil a $ 41,44 (1,44%) y el diesel premium a $ 47,90  (+1,48%).

El viernes, la compañía YPF, la empresa con 51% de las acciones en manos del estado y el 49% que pertenecen a fondos especulativos que cotizan en Wall Street, dio el paso inicial al anunciar un incremento de 1,5 por ciento a partir del día siguiente.

Por su parte, en la localidad cordobesa de Río Cuarto, las pizarras de los precios de los combustibles de Axion están del siguiente modo: litro de súper $ 47,77; litro de premium $ 53,53; el Diesel $ 44,03; Euro Diesel $ 51,41; y el GNC a $ 23,99.

 

Prensa FeTERA

 

 

Está aquí: Inicio Política Energética Sube una vez más el precio de los combustibles y Macri sigue beneficiando a las petroleras