Política Energética

Impresiones de una Ypefiana - por Ana Sacchi

(AgenciaFetera 17 de abril de 2012)Cuando escuchaba por cadena nacional a la señora presidenta Cristina Fernández anunciar eufórica la expropiación del 51 % de YPF (entre el Estado y las provincia petroleras), como una más de los que venimos luchando hace tantos años por la recuperación de YPF me preguntaba, o mejor dicho pensaba: “¿Estoy contenta????...”

¡Qué sensación y sentimiento raro, casi encontrado, tengo!, ¡cuántas dudas y cuánta desazón!, una opresión muy fuerte en el corazón, angustia, no sé... ¿Por qué?

Verlo a Dromi (mentor de la Ley de Privatizaciones 23.696, que decía en los '90 -al lado del ex presidente Menem- "todo lo que es del Estado será privatizado") entre la tribuna que escuchaba el anuncio de la presidenta; junto a sindicalistas de esa época que apoyaron la entrega, Diputados mandato cumplido que votaron la privatización (entre ellos Cristina, en esos tiempos diputada provincial por Santa Cruz, que estaba anunciando que enviaba el proyecto confeccionado por Dromi y con ayuda, por nombrar uno, como Oscar Parrilli, miembro informante en esos tiempos, secretario de la presidencia de los gobiernos K). Otros, -algunos diputados, otros no sé como nombrarlos- que en estos años nunca emitieron su decisión de la recuperación, por el contrario, evitaban con cierto miedo, boca cerrada. Salen de repente como grandes patriotas a decir “un día histórico”.

Lo mismo pasó -o similar- con las AFJP: los mismos que fueron dueños o algunos dueños de las empresas, tanto sindicalistas como políticos, son los que las recuperaron para la ANSES.
Por mi parte, nunca acepté la privatización de las jubilaciones y luché en contra.

Mi sensación encontrada: ¿cómo olvidar de la nefasta huelga inventada por Diego Ibáñez y Menem, que dejó un tendal de ypefianos mayoritariamente de las plantas? ¿Cómo olvidar que mi marido, Ing. Químico Hugo Alberto Menescardi, (que corriendo el 91 lo dejaron cesante -militante acérrimo en contra de las privatizaciones, tanto de gas como petróleo-) decidió terminar con su vida un 5 de Agosto de hace unos años?
Nunca asumió la pérdida de su trabajo y la pérdida de YPF, por nombrar a uno y con un homenaje a los tantísimos que perdieron la vida, sea por enfermedades provocadas por la pérdida lamentable del trabajo, que nadie asumía que terminarían en la empresa para jubilarse. El compañero Retamoza, que cuando su jefe le anunció que lo dejaban cesante se tiró por la ventana de una repartición de YPF, quedando tendido en la calle sin vida.
¿Cómo olvidar?.. ¿Cómo olvidar, cuando los jefes de personal bajaban con los listados de los despidos que les proporcionaba ese gran personaje, Raúl Oreste?

¿Cómo olvidar los pueblos que quedaron abandonados, fantasmas, las proveedurías vacías, iglesias, casas abandonadas, las familias disgregadas, los primeros piquetes en Neuquén, Cutral Có y en Salta, Tartagal, Mosconi, Aguaray, Aníbal Verón -ex ypefiano- que cayó por resistir...
¿Como olvidar? que se lucha por la PPP -propiedad participada- que no fue cumplida como lo estipulaba la Ley 23.696, de Dromi.
¿Cómo olvidar hombres con caras gastadas, como si los años se les hubieran venido todos juntos? Enfermedades producidas por los despidos, depresión seguida de muerte, cáncer, trastornos distintos, etc, etc. ¿CÓMO OLVIDAR?

Cuando se elaboró el Proyecto 23.696, Dromi y sus colaboradores no tuvieron en cuenta la parte humana, se los arrojó a la calle sin ninguna preparación para afrontarla. Las consecuencias son notorias.
Verlo en primera fila, escuchando el anuncio que disuelve el proyecto que él confeccionó. ¿COMO OLVIDAR??..

Cuando el fallecido Néstor pidió a su edecán que bajara el cuadro de Videla, el de los 30.000 desaparecidos, las Madres de la Plaza tuvieron la esperanza de que se venía la reparación histórica.

Pienso, por eso, mi sentimiento encontrado. Por un lado, la recuperación que venimos luchando tantos años, y en caso de bajar el cuadro, verlos a Dromi (gestor del proyecto) en la tribuna y pensar en el genocidio que fue la privatización de YPF y GAS, y a algunos diputados (mandato cumplido y actuales) y sindicalistas levanta-manos.

Por nuestros muertos no se bajó el cuadro, por el contrario. Se levantó el mentor y lo vi, como todo el pueblo, en cadena nacional. Nuestros muertos tienen tumba, tienen Nombre y Apellido. También tiene nombre El Dolor. ¿COMO OLVIDAR?

SERÁ UN DÍA HISTÓRICO.  ¿CÓMO OLVIDAR?

Por Ana Sacchi (Integrante del Movimiento  “Oro Negro” (FeTERA-CTA), de ex trabajadores de YPF.)

Está aquí: Inicio Política Energética Impresiones de una Ypefiana - por Ana Sacchi