Política Energética

Rigane: “Es imprescindible recuperar una política soberana”

  • Imprimir

Por Josiana García, desde Mar del Plata.

Así lo afirmó José Rigane, Secretario Adjunto de la CTA. En diálogo con Marcha, el dirigente sindical habló de la Consulta Popular sobre los Bienes Comunes y adelantó que en el próximo Congreso Nacional de la Central “se planteará un nuevo paro nacional”.

Durante el último plenario de Secretarios Generales de la CTA y de integrantes de la Mesa Nacional se definió impulsar una Consulta Popular en Defensa de Nuestros Bienes Comunes. Esta iniciativa será debatida en el próximo Congreso Nacional de la CTA los días 11 y 12 de abril.

José Rigane, Secretario Adjunto de la CTA y Secretario General de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (Fetera),  dialogó con Marcha sobre la iniciativa que fue aprobada en el Congreso Nacional de Fetera que se desarrolló en Mar del Plata el 22 y 23 de marzo y del que participaron más de 150 delegados de todo el país representantes de los distintos sectores de la energía.

-¿Por qué una Consulta Popular sobre los Bienes Comunes?

-Nosotros estamos convencidos de que los argentinos no somos soberanos en tanto y en cuanto la economía está privada y extranjerizada. La demostración más cabal que tenemos en nuestro sector es que el 90% de nuestros recursos estratégicos están en manos de multinacionales.

Entonces cuando existe una economía reprimarizada como tiene Argentina y un modelo productivo que es de carácter extractivista – exportador, que significa la depredación de nuestras riquezas en beneficio de los grupos multinacionales se hace imprescindible recuperar una política soberana en donde el Estado sea un protagonista de primer nivel en intervenir en el desarrollo, planificación y control de las políticas que se implementan en el país.

La iniciativa política de la CTA de impulsar la Consulta Popular tiene una trascendencia política de primer nivel porque en realidad lo que está buscando es la conformación de sujetos conscientes. Es decir, un trabajador que sea capaz de desarrollar las iniciativas políticas imprescindibles para producir las transformaciones necesarias que nos saquen de este estado de supeditación y esta falta de autonomía que tenemos ante el capital extranjero.

Entonces, ir en búsqueda de la gente para hablar de la consulta popular, tener que fundamentarla, explicitarla conlleva a lo que nosotros entendemos como el mecanismo para la conformación del sujeto social que sea protagonista del devenir y fundamentalmente el protagonista al que nosotros aspiramos y apostamos para la transformación y los cambios que necesitamos.

-¿Cómo se preparan para el próximo Congreso Nacional de la CTA?

-Es un congreso que tiene mucha importancia porque la Central después del proceso eleccionario y de división. Lo más importante ha sido la recuperación de la presencia en la calle, ponerse al frente de las luchas y reivindicaciones de los distintos sectores, tanto del movimiento obrero como de las organizaciones sociales. Al mismo tiempo, el haber acertado en la decisión de desarrollar la política de unidad en acción que llevó a que el movimiento obrero el 20 de noviembre del año pasado produjera el acontecimiento político más importante del año al convocar a un paro nacional que permitió paralizar el país.

Me parece que este Congreso Nacional va en la búsqueda de reforzar ese lineamiento de trabajo político, de establecer precisión respecto de la perspectiva de las acciones a realizar en la que sin lugar a dudas la Consulta Popular en Defensa de los Bienes Comunes va a tener un lugar destacado en la discusión y a la hora de tomar decisiones.

-¿Será parte del debate la construcción de un Plan de Lucha?

-En virtud de las reivindicaciones planteadas desde el 2012 y que no tuvieron solución, va a estar planteada la iniciativa del paro nacional junto a otras iniciativas.

Después de no tener ningún tipo de respuesta ni diálogo con el Gobierno ante los planteos suscitados:  la imposibilidad de desarrollar una paritaria libre; el proceso inflacionario; la decisión por parte del Gobierno de mantener los topes en las asignaciones familiares que siguen sin ser universales y nosotros creemos que ese salario tiene que ser único para todo hijo de trabajador, este en blanco o en negro, sin ningún tipo de distinción; el 82% móvil para todos los jubilados y el  impuesto a las ganancias. Todos estos temas siguen siendo fundamentales de la plantilla reivindicativa. Por lo tanto, es casi seguro que se va a plantear una iniciativa de paro nacional, junto a otras iniciativas, en función de reclamar sobre estos temas que, insisto, no han tenido respuesta por parte del Gobierno.

Fuente: http://www.marcha.org.ar