Política Energética

Edelap y la “timba” de Macfarlane

Los negocios detrás de la venta de la empresa.

Reclamo de trabajadores y de movimientos sociales en Mar del Plata

Detrás de la venta de la empresa, se escondería un gran negocio relacionado con ventas de acciones y precios inflados producto del tarifazo. Una refinería de petróleo, en la mira, y protestas que se multiplican en territorio bonaerense

La primicia del diario Hoy respecto a que Edelap está en venta y que ya tendría nuevos dueños (el grupo Edesa, comandado por Luis Rogelio Pagano) que se harían cargo de la compañía a partir del 14 de marzo generó un verdadero cimbronazo. Y no solo porque se da en un contexto de protesta generalizada contra la distribuidora de energía platense por la evidente falta de inversiones, sino también por las características de la operación financiera que estaría llevando adelante el empresario Alejandro Macfarlane para desprenderse de la sociedad e incursionar en otros rubros energéticos.

Según pudo saber este medio, el negocio que se estaría por concretar tiene que ver con las ganancias extraordinarias derivadas del tarifazo aplicado el año pasado, las cuales llevaron a que se incrementaran significativamente los valores de las acciones de las em­presas energéticas. Hay sospechas de que la recaudación generada por el aumento de las boletas no se habría invertido en obras necesarias para garantizar la calidad del servicio, algo que se puso de manifiesto en el temporal del 5 de febrero, que provocó que miles de familias en el Gran La Plata se quedaran sin luz durante varios días.

Asimismo, en momentos en que busca desprenderse de Edelap, Macfarlane ya habría accedido a financiamiento internacional para intensificar su presencia en el negocio de la distribución de gas e intentar quedarse con la refinería que tiene Petrobras en Bahía Blanca. Esta planta actualmente forma parte del patrimonio de Marcelo Mindlin, que fue socio del actual dueño de Edelap en Pampa Energía, el holding que controla Edenor (la mayor empresa de distribución de energía del país) y que tiene como mayor accionista privado al multimillonario Joe Lewis, amigo del Presidente Mauricio Macri. No por casualidad Macfarlane forma parte de la comitiva de empresarios que acompaña al Presidente en España.

Ayer, en Mar del Plata, trabajadores de la compañía de distribución Edea, que también controla Macfarlane y que estaría incluida en el paquete de venta junto a Edelap, se hicieron eco de la nota del diario Hoy y calificaron como una “timba” la situación actual. Lo hicieron tras participar en una nutrida marcha que recorrió las calles marplatenses.

“Mientras nosotros exigimos a la empresa la mejora del servicio y la Justicia imputa penalmente a los directivos por el servicio que brinda en La Plata, el Presidente Macri invita al dueño de Edea y Edelap a formar parte de la comitiva de empresarios que viajó a España a buscar inversiones. Esto demuestra que este Gobierno mira para otro lado, no está preocupado por los problemas de los usuarios que pagan una fuerte tarifa de luz y no se les presta un servicio como corresponde”, afirmó el titular del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, José Rigane.

También remarcó: “El actual dueño compró Edea hace dos años. Luego del aumento de las tarifas, subieron ampliamente las acciones y hoy termina vendiendo la empresa a un precio mucho mayor, sin haber hecho ninguna inversión. Esto es posible por la connivencia de un gobierno como el actual, que le condona deuda a Edelap por 1.780 millones de pesos y a Edea, por 450 millones de pesos. Esto se transforma en una timba que no brinda un servicio, sino que es un negocio para algunos vivos. Es lamentable que el Gobierno los apañe”.

Todo indica que la polémica por la venta de Edelap seguirá sumando nuevos capítulos.

Preocupación de los trabajadores

Debido a que la venta de Edelap sería un hecho, por estas horas se está negociando qué ocurriría con las acciones que tienen los trabajadores en la compañía a partir del programa de propiedad participada, que contempla la ley de privatizaciones sancionada en los años 90. A partir de esta norma, los empleados tienen el 10% del paquete accionario.

Está aquí: Inicio Política Energética Edelap y la “timba” de Macfarlane