Política Energética

Implicancias de la Quita de Concesiones a YPF

Entrevista a Diego Mansilla. En los últimos días se puso en debate la cuestión de los hidrocarburos. En particular, el rol desempeñado por la privatizada YPF en las provincias petroleras del país y su incidencia en las cuentas nacionales.

Después de algunas idas y vueltas entre los gobernadores y la empresa de hidrocarburos acerca de la productividad de Repsol-YPF, en cuanto a la extracción, investigación e inversión en las concesiones, el tema se instaló fuertemente en la agenda pública. Por su parte, algunos gobernadores de la OFEPHI (la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos), que reúne a las provincias petroleras del país, acaban de quitarle 5 concesiones petroleras a la firma trasnacional española. Estas acciones las comenzaron, sobre todo, Chubut y Santa Cruz, aunque también se está hablando de Neuquén y Mendoza, que lideran las estadísticas de producción.

En esta entrevista realizada por el programa Quemar Las Naves porteña Radio Sur FM 88.3 al economista, especialista en hidrocarburos y miembro de MORENO (Mov. por la Recuperación de la Energía Nacional Orientadora), Diego Mansilla, se hablará sobre qué significa la quita de concesiones a Repsol-YPF, por qué el Gobierno Nacional lo está impulsando y qué implicancias políticas y económicas tiene este hecho, en medio de una situación energética no tan buena del país.

- ¿Qué valoración haces sobre las decisiones que tomaron los gobernadores de las provincias de Chubut y Santa Cruz, y que también parece ser que el gobierno de Mendoza y Neuquén estarían preparando definiciones similares, de sacarles concesiones a la empresa Repsol-YPF?

- Diego mansilla: Bueno, antes que nada hay que ver que es un paso en la dirección correcta. Porque desde que las provincias se hacen cargo de las concesiones, por la ley “corta” de 2004 (ley sancionada en julio de 2004, que transfiere a las provincias petroleras los permisos y las concesiones de explotación de hidrocarburos otorgados en cada distrito), no habían tomado ese derecho que en realidad es una obligación; que es controlar a las empresas. No lo hicieron. Y es más, históricamente se habían puesto del lado de las petroleras y habían defendido a las petroleras. Estas 2 provincias empiecen a presentar primero reclamos, después exigencias y ahora hagan quita de concesiones es un hecho positivo que puede ser el inicio de una nueva mirada por parte de las provincias o la verdad hay que pensar que es muy pronto para decir que va a pasar eso. Puede ser que se quede a mitad de camino; que esto sea en realidad una jugada más política que económica. Todavía es muy pronto para saber eso, porque la historia no nos ayuda.

- ¿Por qué no nos ayuda?

- DM: No nos ayuda porque 6 meses atrás era impensable que las petroleras pierdan concesiones en las provincias porque, tanto el Gobierno Nacional como todos los gobiernos provinciales, estaban totalmente a favor de las petroleras. Hasta hace poco estaba Cristina haciendo actos con Repsol-YPF y diciendo cosas a favor de los yacimientos no convencionales; las petroleras exigían renovaciones de las áreas y las provincias lo estaban firmando o iban camino a eso sin ningún problema; muchas provincias ya habían prorrogado por 10 años más las concesiones que tenían, entre otras cuestiones. Por lo tanto, no se veía un conflicto creciente que llegue hasta este punto. Si no que, un par de meses atrás, se desato esto y se están tomando estas primeras medidas.

- En base a esto que decís, ¿cómo entender este cambio de actitud por parte del Gobierno Nacional hacia, puntualmente, Repsol-YPF, más allá de lo que pase después en lo concreto?

- DM: Es extraño esto. Hasta hace muy poco, cuando comenzó todo esto, que podemos marcar el inicio en la conferencia de prensa que hicieron el Ministro de Planificación de la Nación, Julio de Vido y el Vicepresidente de la nación, Amado Boudou, para plantear la denuncia por posición dominante que tenía Repsol-YPF en el mercado del gasoil. Pero aún en esa misma conferencia de prensa, dijeron que “seguramente con YPF nos íbamos a poder arreglar rápido”. Es decir, aun en esa conferencia de prensa que se decía que el mercado de gasoil estaba manejado oligopolicamente por parte de Repsol-YPF, se separaba a ésta empresa del resto. Esto fue creciendo y termina marcando el fracaso de la política de “argentinización” que se había presentado a partir de 2007 y 2008 de la entrada del grupo Eskenazi a YPF, con la idea de que los capitales e intereses argentinos van a estar en el interés de YPF. Esto termina marcando un quiebre y un fracaso de esa política. No se veía nada de que el gobierno iba a reaccionar de esta manera. Efectivamente lo hizo y es bueno que lo haga. Lo que hay que preguntarse es por qué lo hace ahora y no antes. Porque no hay nada en la historia que haya mostrado un cambio por parte de la actitud de las petroleras. No es que en el último año vienen siendo malas concesionarias, porque vienen siendo malas concesionarias desde 1989, desde la privatización de YPF. Ahora se están tomando algunas medidas, que también hay que relativizar porque son más del tinte político que del tinte real. El caso de las concesiones que retira Santa Cruz son casi concesiones inexistentes en cuanto a extracción. No son concesiones fuertes. San Cruz tiene concesiones que son representativas de la extracción de YPF. Y en esas concesiones, Repsol-YPF hizo un muy mal papel. Por ejemplo, en las 2 principales concesiones de Santa Cruz que, entre los 2, superan el 10% de las extracciones de YPF, en apenas 2 años cayó el 30% de petróleo que se extrae. Sin embargo, lo que se canceló fueron 2 concesiones que tienen muy poco; menos del 0,5% de lo que se extrae.

- ¿Hay provincias que ya tienen empresas petroleras como Chubut, Santa Cruz y Chaco, no?

- DM: Si, la chaqueña en realidad no tiene existencia real. Si tienen empresas las provincias de Chubut, Santa cruz y Neuquén. Lo que pasa es que no tienen desarrollo propio y, sobre todo, son socias minoritarias en el mejor de los casos. Tienen muy pocas existencia, y cuando existen es apenas como un socio minoritario con el 15% de las acciones. Esto sólo sirve para obtener el 15% del dinero o de petróleo o de gas; no para tomar las decisiones. Lo que tendrían que hacer estas empresas provinciales si se quieren asociar con otras empresas provinciales o nacionales o, aún, con empresas privadas es manejar la mayoría de las acciones para poder tomar las decisiones. Porque lo otro que pueden hacer estas provincias es licitar a otro privado y cambiar de figura. Entonces, lo que antes era Repsol ahora va a ser Pan American Energy. Pero si no se cambia el modelo de concesión sin control, que es lo que llevó al fracaso desde 1989 continuadamente hasta ahora y que nos llevó a la debacle energética, en la cual hoy estamos importando gas natural y gas natural licuado en importe que hacen temblar nuestro superávit comercial, si no se entiende que esto fracasó y se cambia un concesionario por otro, nada de esto va a solucionar el problema energético en el país. Y esta quita de concesiones no va a llevar a nada.

- Respecto a los motivos y suposiciones de por qué se toma esta medida de retirar concesiones de YPF. ¿Consideras como viable el ingreso de PDVSA en asociación con ENARSA, teniendo en cuenta la deuda que tiene el Estado Nacional con el gobierno venezolano y que ENARSA tiene una asociación con PDVSA en algunas zonas de la cuenca del Orinoco que estaría empezando a extraer de allí petróleo, es posible que se avance en esa línea pero acá en Argentina?

- DM: ENARSA cuando se creo no se pensó como una empresa fuerte y dinámica que interviniera en el mercado. No está funcionando así porque no se pensó así. La entrada de PDVSA en realidad no es por alguna deuda entre estos dos países, porque la empresa venezolana no tiene ningún interés en ponerse a desarrollar reservas en Argentina porque tiene muchísimas reservas. Inclusive, tiene más reservas suficientes para lo que va a poder gastar en su país. En todo caso tiene que hacer inversiones para desarrollarlas y extraerlas. PDVSA va a otros países, como es el caso de PDVSA en Bolivia, es por parte de los acuerdos políticas. No es por búsqueda de ganancia. PDVSA no va a buscar petróleo como puede ser Repsol y hasta como puede ser el caso de PETROBRAS.

- Para terminar, esperemos que esto sea un tema de agenda para pensar qué habría que hacer, más allá de lo que se está haciendo ahora.

- DM: Esperemos que sea un tema de agenda porque es uno de los temas más importantes que tuvo la economía que no circuló ni por los diarios ni por ningún lado en los últimos tiempos. Por eso mismo, es muy bueno retomar el discurso sobre este tema.

Diego Mansilla Economista (UBA), miembro de MORENO (Movimiento por la Recuperación de la Energía Nacional Orientadora), autor del libro “Hidrocarburos y política energética. De la importancia estratégica al valor económico. Desregulación y Privatización de los hidrocarburos en Argentina” (2007).

Está aquí: Inicio Política Energética Implicancias de la Quita de Concesiones a YPF