Sector Nuclear: Trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada marchan el lunes por salarios adeudados y la continuidad laboral

  • Imprimir

Raúl Rodríguez y Fernando Domínguez, delegados de ATE en la Planta Industria de Agua Pesada (PIAP) de Arroyito - Neuquén, junto a Tomás Figueroa, de la junta interna de la PIAP, estuvieron presentes en el Congreso Nacional de FeTERA-CTA 2016 para dar de primera mano su versión sobre la actualidad y situación de los trabajadores en la empresa. La PIAP atraviesa horas de incertidumbre ante la posibilidad de que el gobierno nacional de Mauricio Macri frene la construcción de Atucha III y, en consecuencia, caiga el contrato para la producción de agua pesada para los reactores nucleares. El lunes los trabajadores van a marchar en Neuquén para exigir respuestas.

“En este momento el conflicto que tenemos es porque nos deben parte del sueldo de enero y no tenemos certezas sobre qué va a pasar con los haberes de marzo, abril y los que siguen de ahí en adelante”, dijo Raúl Rodríguez.

“La PIAP es una sociedad entre el estado nacional y provincial, nosotros ahora estamos en el medio para saber de qué lado salen los fondos, quién se hace cargo de qué. Hasta ahora fue siempre el estado nacional el que se hizo cargo de todo, salarios incluidos, pero ahora con el cambio de gobierno se le pidió a la provincia que se haga cargo”, explicaron los delegados.

Y agregaron que hoy “ya se vencieron todos los plazos legales y las conciliaciones obligatorias entre la empresa y el gobierno, por lo que estamos en condiciones para tomar medidas de fuerza. El lunes tenemos una movilización en el centro de la ciudad de Neuquén hacia la casa de gobierno de la provincia para exigir una respuesta por los sueldos que nos están adeudando y la continuidad laboral”.

“El estado provincial se comprometió el día miércoles a destrabar la situación ya que había reunión con el gobierno nacional por este tema, pero no hemos tenido novedades. Al no tener certezas, vamos a marchar este lunes desde las 10 de la mañana desde la sede de ATE provincial hacia la casa de gobierno de Neuquén para exigir los salarios de enero que se nos adeudan y también de los sueldos que vienen”, explicaron.

Por último, Fernando Domínguez explicó que “de parte de los compañeros hay mucha preocupación porque no tenemos certezas de la continuidad laboral, sin embargo se nota que cada vez hay más unidad porque sabemos que de eso dependen muchas familias. Creemos que el lunes será una media fuerte e importante”.

Prensa FeTERA.