Noticias

Vaca Muerta: La flexibilización laboral mata

  • Imprimir

Dos operarios, de 34 y 24 años, murieron en el yacimiento Fortín de Piedra. Son ocho los obreros que fallecieron desde que el convenio de los petroleros fue flexibilizado.

 

Dos trabajadores petroleros murieron en el yacimiento Fortín de Piedra que opera Tecpetrol, uno de los yacimientos estrella de Vaca Muerta. Los operarios perdieron la vida al caer en una pileta de purga. El sindicato que conduce Guillermo Pereyra aseguró que otros trabajadores del turno le informaron que estaba prohibido transitar por ese lugar. Con éstas, ya son ocho las muertes desde que fue flexibilizado el convenio colectivo del sector, en un acuerdo que el presidente Mauricio Macri defendió como modelo de cómo “generar las condiciones para que venga la inversión”.

El empresa del Grupo Techint precisó que “el accidente se produjo durante la noche” del domingo, cuando los operarios “realizaban una recorrida por la planta en una pileta”. La petrolera no consignó cuáles fueron las causas” y al respecto sólo señaló que “aún se tratan de establecer”.

Los dos trabajadores eran neuquinos: Cristian Nicolás Baeza de 34 años de edad, padre de dos hijos, residente de la ciudad de Cutral Có; y Maximiliano Francisco Zappia de 24 años de edad, que vivía en la ciudad de Centenario. Tecpetrol indicó que ambos trabajaban en la contratista Pecom.

Las informaciones coinciden en que Baeza cayó a una pileta de decantación, al parecer cuando se cuando se dio vuelta una tapa, y su compañero Zappia intentó rescatarlo. Todavía está por establecerse si se ahogaron sumergidos en el líquido o fueron afectados por los gases y se desmayaron.

La noticia se conoció en la madrugada y conmocionó al sur petrolero. Ante la situación, titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra, firmante de la adenda de flexibilización como dirigente gremial y senador del Movimiento Popular Neuquino, admitió que “evidentemente, algo está fallando”.

Sin embargo, mantuvo su encuadre en la hipótesis del accidente: “Es otro lamentable accidente, más allá de la rigurosidad del trabajo y de lo peligroso, cualquiera que se equivoque puede pagar con su vida,” definió. Otro punto confuso de sus declaraciones fue que aseguró que “compañeros de otros turnos (le) manifestaron que por ahí no se podía pasar”, ya que en ese caso no podría pensarse en un accidente.

Sobre los dos jóvenes, contó que Sapia “tenía mucha experiencia” y que Cristian (Baeza) estaba dando sus primeros pasos en esta actividad”.

Acerca de eventuales medidas de fuerza, Pereyra dijo que “no hay que tomarlas de manera apresurada, porque no sabemos con exactitud lo que sucedió, si fue una falla en la seguridad de la empresa o un descuido de los compañeros”.

En cambio, la laboralista Asunción Miras, abogada de los trabajadores del SUPE (Petroleros estatales) filial Plaza Huincul, relacionó directamente el aumento de los accidentes y muertes en los lugares de trabajo con la flexibilización laboral.

“Fortín de Piedra ha tenido muchos accidentes y seis muertes en los últimos seis meses”, aseguró a PáginaI12. “Me cuentan los trabajdores del SUPE que el índice de accidente del último año es el más alto de la historia de la explotación petrolera, porque las operadoras no invierten en seguridad ni son controladas por la ART ni por el Estado”.

El diario La Mañana, de Neuquén, reunió la información sobre los ocho trabajadores muertos en los últimos 15 meses. Los casos que publicó son:

  • 14 de febrero de 2018. César Poo, de 46 años, operario de la empresa de perforaciones Ensing, contratada por Tecpetrol, murió en el área Agua Salada. Sufrió un fuerte golpe mientras se estaban realizando las maniobras para comenzar con la perforación de un pozo.

  • 21 de mayo de 2018. Julio César Sánchez falleció tras ser aplastado por una roca, en Rincón del Mangrullo, cerca de Cutral Có. Fuentes policiales consultadas por LM Neuquén indicaron que trabajaba para una subcontratista de una petrolera que hacía un trabajo de sísmica en el pozo petrolero.

  • 24 de julio de 2018. Daniel Torres, de 26 años, falleció después de haber sufrido quemaduras por la explosión de un pozo del yacimiento La Rivera.

  • 17 de agosto de 2018. Miguel Angel Chocala Fernández, de 35 años, reparaba una llave de enroscar y torquear de 400 kilos, suspendida a dos metros de altura, que cedió y lo aplastó.

  • 1 de noviembre de 2018. A Mauricio Segura se le cayó una válvula en la cabeza desde una altura de once metros. La justicia encontró culpables de negligencia a los jefes del equipo y los mandó a hacer una probation.

  • 18 de marzo de 2019. Marcelino Ariel Sajama, trabajador de empresa Clear Petroleum, falleció por otra explosión.


Fuente: Página 12