¿Qué es FeTERA?

En la FeTERA defendemos los derechos de los trabajadores, las fuentes de trabajo, y los recursos energéticos nacionales, pensamos la energía como un bien social ...

Soberania Energética

El modelo energético privatizado, ya fracasó hace años; necesitamos una empresa pública, nacional, federal, con control social y de los trabajadores...

TARIFAS ELÉCTRICAS

Con la quita de subsidios las empresas van a seguir percibiendo el mismo dinero, la diferencia la vamos a pagar directamente los usuarios...

Congreso FeTERA 2017

El XVII Congreso Nacional Ordinario y XIX Congreso Nacional Extraordinario se realizará los días 31 de marzo y 1 de Abril en la ciudad de Santa Rosa en La Pampa...

Noticias

Straschenco: “El juez no siguió otra hipótesis ni nos dejó presentar un perito. La empresa NASA se autoinvestigó”

ENTREVISTA A DAMIAN STRASCHENCO 

Tres meses después de haber sufrido un atentado contra su vida al ser envenenado con agua pesada en la Central Nuclear de Atucha, Damian Straschenrco, secretario Adjunto de Luz y Fuerza de Zárate, fue despedido por la empresa estatal Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NASA). El sindicato está trabajando para presentar un reclamo de reinstalación, entre otras iniciativas.

 

Prensa FeTERA dialogó con el compañero sobre su despido y los ataques de la empresa y la justicia, que quieren culpabilizarlo en la investigación sobre su propio envenenamiento.

NASA lo despidió el 14 de septiembre por un sumario que le inició a Straschenco en 2015. Al respecto, denunció que “nos vienen persiguiendo por nuestra actividad sindical. Somos un sindicato que tiene 30 años en la central Atucha, pertenecemos a FeTERA y la CTA Autónoma, esto significa que somos independientes a cualquier burocracia sindical”.

“Esto tiene que ver con la situación inédita a nivel mundial que sufrí yo, pero que fue un mensaje para todos los compañeros, cuando me envenenaron y atentaron contra mi vida en Atucha”, describió. Y agregó que “me despidieron con un sumario totalmente falso”.

En febrero de 2015, la empresa NASA inició una acción judicial contra Straschenco, en lo que el sindicato toma como una clara persecución. “Esto es vergonzoso, porque la ley de asociaciones sindicales número 23.551 dice bien claro que para sacarle la tutela a un delegado gremial tiene que haber despido, cambio en el contrato de trabajo o suspensión, pero no para terminar una investigación, que encima es un sumario con mentiras y falsedades”.

En la causa por la investigación de envenenamiento, la justicia cambió la carátula acusando a Straschenco de “sabotaje”, pero el juez Andrés González Charvay se basó “simplemente en información aportada por la propia patronal, es decir, sólo por NASA”, aclaró el secretario Adjunto de Luz y Fuerza de Zárate.

La causa estaba caratulada como “intento de homicidio”, pero el juez la cambió a “sabotaje y me imputa a mi y a un compañero. El juez además me negó ser querellante y si aceptó a la propia NASA, que presentó un informe después de 30 días que elaboró una comisión interna armada por la empresa con personas que eran responsables de que esto no suceda en la central”.

Straschenco denunció que “el juez no investigó ninguna otra hipótesis ni nos dejó presentar un perito de parte. Por eso decimos que la empresa NASA se autoinvestigó”. 

“Perverso y antihumano es el accionar de la empresa estatal controlante de las Centrales Nucleares Atucha I y II, con anuencia de autoridades judiciales y la administración política actual”, publicó el sindicato Luz y Fuerza de Zárate, quien además denunció que desde 2015 hay persecución por la actividad sindical en el complejo de Atucha.

 

El pasado 9 de mayo Damián Straschenco sufrió el envenenamiento de su bebida personal con agua pesada contaminada del reactor en la Central Nuclear de Atucha. Nuestro compañero tomó el agua en la oficina sindical ubicada a 200 metros del reactor. En el medio hay varias barreras de seguridad nuclear. No hay dudas de que fue un atentado.

Prensa FeTERA

 

Está aquí: Inicio Gremiales Straschenco: “El juez no siguió otra hipótesis ni nos dejó presentar un perito. La empresa NASA se autoinvestigó”