¿Qué es FeTERA?

En la FeTERA defendemos los derechos de los trabajadores, las fuentes de trabajo, y los recursos energéticos nacionales, pensamos la energía como un bien social ...

Soberania Energética

El modelo energético privatizado, ya fracasó hace años; necesitamos una empresa pública, nacional, federal, con control social y de los trabajadores...

TARIFAS ELÉCTRICAS

Con la quita de subsidios las empresas van a seguir percibiendo el mismo dinero, la diferencia la vamos a pagar directamente los usuarios...

Congreso FeTERA 2017

El XVII Congreso Nacional Ordinario y XIX Congreso Nacional Extraordinario se realizará los días 31 de marzo y 1 de Abril en la ciudad de Santa Rosa en La Pampa...

Noticias

Carlos Chile: Monteagudo, un emprendimiento emblemático

La Agencia FeTERA Semanal (publicación de aquel entonces) publicó el 13 de noviembre de 2006 un extenso informe sobre las obras del Barrio Monteagudo, el emprendimiento habitacional que llevó adelante el MTL y Carlos Chile. Presentamos fragmentos de aquel informe. 

 

Junto a Carlos Chile, recorrimos la obra y tomamos contacto con los compañeros que trabajan en ella. 

Primera Etapa: La Resistencia al desalojo

El MTL nació de la mano de militantes políticos y sociales con inserción en las barriadas populares del Gran Buenos Aires, que desarrollaron tareas en los asentamientos y ocuparon tierras para la vivienda. 

En Capital Federal comenzó a desarrollarse desde la Emergencia Habitacional que se vivía en la ciudad en 2001; quienes lo componen vinieron de experiencias vinculadas a la problemática habitacional de villas y asentamientos.

En su primera etapa el Movimiento desarrolla una fuerte impronta en la resistencia a los desalojos expulsivos de cientos de familias que quedaron en la calle.

Desde la audacia, el MTL tomó la decisión de iniciar su propio proyecto de construcción de viviendas y es ahí donde nació el complejo de 326 viviendas, que se construye en pleno barrio de Parque Patricios (CABA) que, como dice Carlos Chile, “además de solucionar un problema desatendido por el Estado, este es el proyecto de construcción popular más ambicioso, atípico y emblemático de la Capital Federal".

"Monteagudo", construcción de contra cultura

El Barrio Monteagudo es fruto de una decisión política surgida en los momentos de la crisis de los años 2001 y 2002. El Gobierno de la Ciudad, a través del Fondo Nacional de la Vivienda (FONAVI) crea la ley que adjudica el proyecto de construcción al MTL: "Esta fue una victoria que se arrancó peleando, combinando movilización, pelea en la calle y dentro de las instituciones", dice Carlos Chile.

Viviendas durables y bien construidas

Monteagudo fue pensado para que sea un complejo de bajo mantenimiento. No existen ascensores, tampoco mucha herrería, se trata de reducir al máximo los gastos comunes. Así también, los materiales usados son materiales nobles, eso quiere decir que habrá un período de tiempo largo donde no será necesario el mantenimiento. Como ejemplos, las ventanas son de aluminio para evitar corrosión y los balcones son de hormigón armado. "Se han usado todas las normas del buen construir", cuenta Chile.

Problemática habitacional en Capital Federal

El problema habitacional en Buenos Aires es perverso. Carlos Chile comenta: "Nosotros estamos pidiendo que se grave con un impuesto a la vivienda ociosa porque esta situación especulativa por donde se la mire es la que habilita los altos alquileres. Es un problema estructural de los últimos 50 años, consecuencia del desarrollo desigual del país y de la política nacional que se aplica. El problema de la vivienda no es falta de dinero, esta ciudad siempre ha tenido recursos propios, prueba de ello son las obras faraónicas que se están realizando. Mientras, el sistema educativo está colapsado, no hay escuelas, ni matrículas ni jardines de infantes suficientes. Esta obra prueba que se puede construir mucho más barato, mucho más transparente, respetando la cultura de la gente, que se pueden construir a escala humana barrios integrados que reconstruyan la trama social. 

Venganza de Clase, venganza histórica

Al finalizar el proceso de compra del terreno, quienes lo vendieron (integrantes del grupo Bunge y Born), no sabían que estaban realizando negocios con el MTL. Por tal motivo, al momento de cerrar la transacción plantean de no firmar en acto público y de no sacarse fotografías con los miembros del MTL. Como contraste, el MTL hace de la firma de estas escrituras un acto que tiene al país como testigo. Esto es concepción de clase, pero para el MTL era una venganza histórica, no se lo habían expropiado, pero se lo compramos con dinero del Estado.  Por 18 mil metros cuadrados de terreno se pagó $1.400.000. La incidencia de este importe en el total de la obra no alcanzaría al 8%, dato importante cuando la incidencia actual está sobre el 12% y 15%. Allí funciona una radio impulsada e instalada por el MTL. Es Radio Sur FM 88.3, que transmite para toda la ciudad de Buenos Aires. Además, bachilleratos populares, locales comerciales y un salón de usos múltiples. En el barrio Parque Patricios, donde está ubicado el proyecto Monteagudo, en 1919 tuvo lugar la represión contra los trabajadores de la metalúrgica Vasena dando lugar a la masacre conocida como "la Semana Trágica".

Desafío político 

Como sistema de funcionamiento en el MTL se formó una cooperativa y en su interior una empresa constructora, que la dirigen los trabajadores. Los trabajadores no son socios monotributistas, sino que perciben todos los derechos y obligaciones del convenio colectivo de trabajo, por ende cobran asignaciones familiares, vacaciones, horas extras y todos los beneficios laborales. El objetivo era alejarnos de la construcción de viviendas con lógica de empresa.

El MTL, miembro de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA)

En la estructura anterior del sistema de relaciones labores se podía hacer un paro. Si no era atendido el pedido del gremio, paraba toda la central. El sindicalismo con capacidad de acción de y conducción de masas le podía producir daño a la economía. La CTA ha comprendido el modo cómo ha ido evolucionado el capitalismo en la Argentina y lo que está haciendo la Central es adaptar esas herramientas para presentarle batalla al mismo enemigo.

Donde no se conoce al patrón, ya no se puede discutir con él porque no existe visiblemente y todo se remite a la obtención de plusvalía. Entonces, es en este momento donde el territorio y el despliegue territorial de los movimientos sociales va cobrando una nueva dimensión. 

Los Movimientos Sociales deben soportar la prueba del tiempo 

 

El MTL es un movimiento que puede soñar con soportar la prueba del tiempo. Hay que pensar en movimientos sociales sin planes, sin comida, que no dependan del Estado, que tengan capacidad de transgredir, de ir más allá de los límites que el Estado te impone. 

Informe completo

Prensa FeTERA

 

 

 

 

Está aquí: Inicio Gremiales Carlos Chile: Monteagudo, un emprendimiento emblemático