¿Qué es FeTERA?

En la FeTERA defendemos los derechos de los trabajadores, las fuentes de trabajo, y los recursos energéticos nacionales, pensamos la energía como un bien social ...

Soberania Energética

El modelo energético privatizado, ya fracasó hace años; necesitamos una empresa pública, nacional, federal, con control social y de los trabajadores...

TARIFAS ELÉCTRICAS

Con la quita de subsidios las empresas van a seguir percibiendo el mismo dinero, la diferencia la vamos a pagar directamente los usuarios...

Congreso FeTERA 2017

El XVII Congreso Nacional Ordinario y XIX Congreso Nacional Extraordinario se realizará los días 31 de marzo y 1 de Abril en la ciudad de Santa Rosa en La Pampa...

Noticias

El encuentro de organizaciones sindicales en el Vaticano

Por José Rigane, sec. adjunto de la CTA Autónoma

A fines de noviembre con Pablo Micheli y representando a la CTA Autónoma fuimos al Vaticano Encuentro Internacional de Organizaciones Sindicales, que tenía cómo tema principal “El trabajo y las organizaciones de trabajadores en el centro de un desarrollo integral y sostenible”. Mucho se habló en los medios masivos sobre el Papa Francisco y su relación con el movimiento obrero argentino o como este encuentro impactaba en la reforma laboral que intenta llevar adelante el gobierno de Macri, o cómo un “aluvión” de sindicalistas buscábamos el encuentro con el Papa y sobre si Francisco nos visitaba o no (finalmente no pudo presentarse y nos envió una carta) pero poco se habló sobre el contenido de ese encuentro y sobre el importante mensaje que propone la declaración final, producto del trabajo colaborativo con una institución como la iglesia, que aún con las diferencias que uno pueda tener, demuestra tener una posición más radical que muchas otras instituciones que dicen representar los intereses de los trabajadores y del pueblo.

Dice el documento final: “Este encuentro ha hecho posible identificar, que el actual modelo de globalización ha fallado a la gente trabajadora y ha resultado en niveles históricos de desigualdad, que combinados con la digitalización y el cambio climático, presenta numerosos aspectos preocupantes. Entre ellos el debilitamiento de la legislación laboral y las regulaciones de los gobiernos, el comercio injusto, la financiarización de la economía y la fe ciega en la tecnología como una solución a los problemas de la organización social. El incremento de la robotización, el individualismo, la desigualdad, la precariedad, el desempleo masivo, la pobreza y el fenómeno de la exclusión y el descarte de las personas están poniendo la casa común en riesgo”.

Lejos de intentar intimidar a las organizaciones sindicales como se hace desde el gobierno y los medios masivos del poder, el documento final destaca: “el papel estratégico de las organizaciones sindicales mediante el diálogo social y la negociación colectiva en la construcción de sociedades más justas y económicamente robustas, la cooperación y la solidaridad entre las naciones como el fundamento para un mundo en paz”.

Agrega el documento final del #VaticanLabor17: “los sindicatos han jugado siempre un papel crucial por la defensa de la dignidad humana. La libertad de asociación, el derecho a organizarse, la negociación colectiva y la acción colectiva son derechos humanos fundamentales y al mismo tiempo una precondición para los demás derechos humanos. Las organizaciones sindicales tienen un papel de liderazgo  en la construcción de nuevos modelos de desarrollo ambiental, económico, social e integral, y en la promoción de nueva vías de trabajo”.

Y continúa: “El trabajo precario debe ser eliminado. Los gobiernos deben asegurar las condiciones para el pleno empleo, el trabajo decente que incluya puestos de trabajo seguros basados en la salud ocupacional y el derecho a la salud, el respeto por los derecho humanos y del trabajo y la lucha contra cualquier forma de discriminación”.

El documento tiene muchos apartados cruciales para construir un mundo más justo, pero me quiero quedar para el cierre de estas consideraciones con algunas recomendaciones que se le hacen a los empresarios: “Todos los empleadores, incluidos los directivos de las compañías multinacionales, deben estar totalmente comprometidos en la creación de una verdadera economía social de mercado, con el imperativo de reorientar el propósito moral hacia el respeto de los derecho humanos y de los trabajadores, la plena implementación de los estándares de la OIT, y para servir al desarrollo y una cohesión más fuerte de las comunidades”. Y agrega: “Es esencial que los empleadores respeten el derecho a la negociación colectiva de un salario justo y que restablezca un correcto equilibrio entre el tiempo de trabajo y el tiempo de familia, incluyendo los beneficios de un día libre compartido”.

En síntesis, a veces el tiempo va muy rápido y los acontecimientos también, sobre todo en el contexto en que vivimos con un gobierno que decididamente avanza para recortar los derechos laborales conquistados en tantos años de lucha, pero es un absurdo propia de la locura en que vivimos que aceptemos sin pelear el ataque a las libertades sindicales. Las luchas que abandonemos hoy son la falta de derechos de mañana.

José Rigane es secretario Adjunto de la CTA Autónoma, sec. General de la FeTERA (trabajadores de la energía) y del Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata.

Contacto:
José Rigane |  Tel: 0223 15 533 1970
@RiganeJose / Facebook: Jose Rigane

Está aquí: Inicio CTA Autónoma El encuentro de organizaciones sindicales en el Vaticano